Chile cuenta con una de las más bajas tasas de participación política de mujeres en América Latina. Su presencia en el Congreso es del 13,9% versus el 22,3% en la Región. A nivel subregional, los países vecinos (Argentina 39%, Bolivia 25 % y Perú 28%) también nos superan ampliamente. Si bien las cuotas no son el único mecanismo en esta línea, son las más efectivas en el corto plazo. Por cierto, los 11 países de América Latina que en la última década han aplicado cuotas en sus legislaciones han equiparado notablemente la representación de mujeres y hombres en cargos de poder, como es el caso de Argentina, Costa Rica, Perú y Bolivia (ComunidadMujer.cl)

Por lo anterior, y por otras razones que se presentan en el video promocional de la campaña http://www.comunidadmujer.cl/2012/04/videoleydecuotasya/, ComunidadMujer plantea la necesidad de una Ley de cuotas para alcanzar paridad en la representación política.

Qué opina usted al respecto, ¿considera necesaria una Ley de cuotas?, ¿fortalece la democracia una Ley de cuotas?…

Algunas opiniones surgidas en nuestro equipo:

  • Me parece que una Ley de cuotas no aporta a dar nuevas miradas y perspectivas a los cargos de representación pública, ya que si persiste el sistema binominal este cierra las posibilidades de participación e incidencia a amplios sectores de la población. Por lo tanto, la primera medida debe ser cambio al sistema binominal. Además, ¿la Ley de cuotas permite mirar críticamente la construcción y relación entre los géneros que lleva a una baja representación de la mujer en los cargos de elección popular? (Gloria)

 

  • Por lo general, no creo que leyes de cuota o de discriminación positiva sean los mecanismos más eficaces para conseguir objetivos de equidad, sin embargo pienso que por ejemplo de no haber existido los PMGs en los servicios del Estado, como obligación/presión para recibir mayor remuneración, temas como la calidad de la atención, participación y género no estarían tan en boga. Por tanto, la ley de cuota la equiparo con este tipo de medidas, las que por sí sola y en ausencia de enfoques más integrales no llegan a profundizar nada. Igual preocupa que esta ley de cuotas profundice en la mirada de género “igual mujeres”, y por tanto tener mujeres parlamentarias para que se preocupen de los “temas” de mujer, “pero por favor que no se inmiscuyan en las de otro orden!!!”, o sea los temas serán: familia, maternidad, educación inicial, infancia.. (Carolina)

 

  • Sí, es un tema complejo, yo no tengo una posición absoluta respecto de las cuotas, yo creo que no resuelve nada por sí sola, todo depende de lo que ocurra en otros ámbitos de igualdad, pero sin embargo, cuando lo pienso en las experiencias que conozco un poco más de cerca: universidades brasileñas respecto a indígenas y afrodescendientes pienso que sin esa ley no se habrían iniciado otros procesos… Comparto la postura de la Sra. Ríos del PNUD que aparece en el video, donde explicita los cuestionamientos que se hacen a estas medidas, y que requiere de la intervención en otras áreas (Andrea)

 

Déjanos tu opinión y sigamos conversando