En el año 2006 el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Humano (PNUD) publicó su Informe Anual denominado Las nuevas tecnologías ¿un salto al futuro? en el que se aborda las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC) y su impacto e influencia en la vida cotidiana de chilenos y chilenas.

Una de las secciones del informe indaga en la relación entre Estado y ciudadanía a través de estas nuevas tecnologías; específicamente, desarrolla un apartado relativo a la posibilidad de un ciudadano o ciudadana de comunicarse con los diputados. Bajo las siguientes interrogantes “¿se aprovechan las NTIC para que los representantes se acerquen a los ciudadanos?, ¿dónde y cómo se usa Internet en este ámbito?, ¿qué actores políticos aprovechan su potencial?, ¿cómo puede una persona común y corriente aprovechar estas nuevas tecnologías, especialmente Internet, para ejercer sus derechos como ciudadano?” (PNUD, 2006)

Todos los y las diputados y senadores cuentan con una dirección de correo electrónico publicada en el sitio web del Congreso, es decir, cualquier persona podría contactarse directamente con su representante gracias a las NTIC. Como señala el citado informe en el año 2001, Orrego y Araya (PNUD, 2002 en PNUD, 2006) observaron que el correo electrónico no era aprovechado de modo significativo por los diputados de entonces. Para ello, implementaron un ejercicio empírico para ver la tasa de respuesta de los parlamentarios a un correo electrónico de un ciudadano cualquiera (en este caso Juan Pérez). Sólo 9 de los 120 diputados respondieron.

El mismo ejercicio se repitió en julio de 2005, seis meses antes de una elección parlamentaria enviando el siguiente mensaje:

Estimado diputado:

Soy nuevo en esto de Internet y me conseguí su dirección. La razón por la cual le escribo es para conocer sus prioridades para votar en el Parlamento de aquí a fin de año. Esto es importante para mí, ya que mi voto lo pienso mucho y, si tengo esta oportunidad de preguntar, la aprovecho.

Espero pueda responderme.

Atentamente,

Pedro González

Aunque los resultados mejoraron respecto del año 2001, la tasa de respuesta siguió siendo bastante baja: 21 de los 120 diputados (menos del 18%) respondieron a Pedro González. Los diputados que más contestan son dela Región Metropolitana y del partido Unión Demócrata Independiente (UDI), concentrando 9 de las 21 respuestas.

Para el Informe PNUD 2006 el ejercicio fue profundizado con el objetivo de testear si un ciudadano con un apellido asociado al grupo socioeconómico alto de Chile encontraría el mismo tipo de reacción de sus representantes, por lo que se envió el siguiente correo electrónico a todos los diputados:

Estimado diputado:

Dado que tengo intereses particulares en la zona que usted representa, me gustaría saber cuáles son los temas prioritarios que usted piensa impulsar en los próximos años para el desarrollo de la zona. Me interesa, porque quiero tener una opinión informada antes de la próxima elección.

Muchas gracias, le saluda atentamente,

José Errázuriz H.

La tasa de respuesta sube a 31 diputados de 120. Hay 14 que coinciden, es decir, también respondieron el correo de Pedro González. En cuanto a los partidos y regiones a los cuales pertenecen estos diputados, se observa una distribución un poco más homogénea. La UDI, al igual que en el ejercicio anterior, continúa destacando como el partido que más responde, pero, a excepción de los diputados independientes, todos los partidos incrementan su tasa de respuesta. También aumentan las respuestas a nivel regional (PNUD, 2006).

El tiempo de respuesta promedio a José Errázuriz fue significativamente menor que el de Pedro González disminuyendo de5 a3,3 días. Además, una cantidad importante de parlamentarios ofrecen contacto directo con el ciudadano: lo invitan a tomarse un café e incluso llegan a enviarle el número de su teléfono celular (PNUD, 2006).

En el año 2011, en el marco de la ejecución del estudio Incidencia ciudadana en las políticas públicas a través de la web 2.0 -ejecutado por Germina, conocimiento para la acción con el apoyo de Fundación Comunica- se analizó la experiencia Senador Virtual y se escribió el siguiente correo electrónico a todos los y las senadoras del parlamento chileno:

Estimado/ estimada:

Soy parte del equipo de “Germina. Conocimiento para la Acción” una institución que se encuentra realizando el estudio “Incidencia ciudadana en políticas públicas a través del uso de la web 2.0”; con apoyo de la “Fundación Comunica”.
En el contexto de la participación ciudadana en el ámbito legislativo, a través de herramientas web 2.0, y en su calidad de senador de la República, quisiéramos solicitarle responder las siguientes 3 preguntas a través de correo electrónico como parte de la realización de este estudio:

1)      ¿Conoce la iniciativa de “Senador Virtual”?

2)      ¿Recibe periódicamente y de manera oportuna para su trabajo legislativo, información proveniente de las sugerencias y observaciones aportadas por la ciudadanía a través de “Senador Virtual”?

3)      ¿En qué medida considera para sus gestiones legislativas los insumos aportados por “Senador Virtual”?

Agradecemos desde ya su valioso aporte,

Saluda atentamente

Ximena Solar Arranz

Germina

Así, de un total de 38 senadores (34 hombres y 4 mujeres) sólo 3 respondieron el correo: el Senador Eduardo Frei (DC), el Senador Pedro Muñoz (PS) y el Senador Alejandro Navarro (MAS). Por el Senador Eduardo Frei respondió un asistente quien señaló que el Senador “no responde cuestionarios de ningún tipo”; los Senadores Pedro Muñoz y Alejandro Navarro respondieron que conocían Senador Virtual y que consideran la información y comentarios que de ahí se recogen, siendo el Senador Navarro quien entregó la respuesta más detallada y precisa respecto al uso que le daba a la citada plataforma.

Respecto a lo expuesto, recogemos la misma reflexión que se hace en el Informe del PNUD “el bajo número de respuestas necesariamente lleva a reflexionar sobre el poco uso de Internet como una herramienta que podría acercar a los parlamentarios a sus representados. El camino era expedito y de bajo costo: el ciudadano fue el que tomó la iniciativa, el computador estaba en la oficina, había conexión a Internet, el diputado tiene recursos asignados para que asistentes atiendan requerimientos de este tipo. Pero, sin embargo, hubo pocas respuestas” ¿qué provocará esta reacción? ¿existe interés por comunicarse con los y las ciudadnos?

¿Quieres escribirle a tu parlamentario?… cuéntanos cómo te va.

 

Referencia:

1.- Ochoa, Gloria, Maillard Carolina y Ximena Solar (2011). Informe borrador Incidencia ciudadana en políticas públicas a través del uso de la web 2.0, abril 2011. Documento sin publicar. Chile.

2.- Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (2006). Desarrollo humano en Chile. Las nuevas tecnologías: ¿un salto al futuro? Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, Santiago, Chile.